Hay cientos de universidades en los EEUU que cuentan con ayuda financiera disponible para estudiantes y/o atletas extranjeros, y en este momento están buscando candidatos. Sin embargo, es difícil hacer saber a las universidades que existes. Y si sólo algunas instituciones reciben tu perfil, será difícil para ti obtener la mejor opción disponible en el país. Para darte la oportunidad de encontrar la opción correcta, las universidades necesitaran recibir tu información académica y/o atlética con suficiente anticipación en el proceso para poder considerarte.

En realidad, el proceso de reclutamiento universitario es una “ventana de oportunidad” que está constantemente en el proceso de cierre, hasta que un día finalmente se cierra. Por tanto, el proceso de reclutamiento es como mil puertas cerradas, con una infinidad de jóvenes como tú haciendo fila para entrar. ¿Qué hay del otro lado? Hasta que decides abrir alguna, podrás ver qué opciones te esperan. Si no lo haces, jamás lo sabrás. Y únicamente con abrir una o diez puertas no es suficiente. El proceso de reclutamiento universitario en los EEUU tiene varios giros y vueltas que pueden hacerlo muy difícil de transitar, como un laberinto.

El secreto para triunfar en este proceso es abrir todas las puertas posibles antes que muchos otros aspirantes y seguir puntualmente nuestras recomendaciones para ir resolviendo las complicaciones que el proceso conlleva. Mientras más puertas el estudiante abre, más oportunidades tendrá de lograr la meta con los mejores resultados. Esta estrategia logra encontrar aquella universidad con las características que la familia busca y contar con más poder de negociación para obtener la mejor oferta de ayuda financiera posible.

No existe mejor manera de aumentar tus oportunidades que haber iniciado este proceso con la suficiente anticipación, utilizando el servicio de búsqueda y asesoramiento profesional que CPOA ofrece. Consideren que para tener un éxito rotundo, el proceso de un aspirante se recomienda comenzarlo tan pronto como entre a su primer año de bachillerato.