ncaa-approved-new

Aproximadamente 2,000 colegios y universidades estadounidenses ofrecen oportunidades atléticas o ayuda financiera a los estudiantes-atletas con talento de los EE.UU. y otros países. Debido a la falta de conocimiento del proceso de reclutamiento y exhibición, miles de atletas con habilidades superiores no son tomados en cuenta todos los años.

El principal problema, es que la mayoría de los padres y los alumnos conocen muy poco acerca de este proceso. Han oído hablar de estudiantes que reciben gran cantidad de ayuda financiera por parte de las universidades más importantes, pero no están seguros de que pueden hacer para que les suceda a ellos. La mayoría de los padres quieren hacer lo mejor para sus hijos e hijas, por supuesto, y algunos incluso tratan de hacerlo por su propia cuenta aunque muy pocos tendrán éxito. Éstas son sólo algunas de las razones por las cuales la gran mayoría no tiene éxito:

  • Esperan hasta que es demasiado tarde.
  • Se enfocan demasiado en las escuelas dentro del rango de precios que piensan que es accesible.
  • Limitan su búsqueda a un área geográfica estrecha o lugares en los que otros han asistido o les han comentado.
  • No realizan una búsqueda sistemática de las escuelas que coincidan con las capacidades, necesidades e intereses de los estudiantes.
  • No pueden nombrar más de 10 o 20 colegios y la mayoría de los que están cerca de casa o en el top 50, son promovidos en la televisión (en su mayoría a causa de atletismo).
  • Se olvidan de que las escuelas más selectivas (a menudo más recursos) se encuentran en pequeñas comunidades o “ciudades universitarias”.
  • Piensan que tienen suficientes escuelas en su radar porque unos pocos colegios les han enviado catálogos o cartas de solicitud.
  • No se dan cuenta de que la ventana de ofertas de ayudas financieras está abierto sólo durante un corto período de tiempo, el cual sucede durante la mitad del penúltimo año de bachillerato y 01 de Marzo del último año de bachillerato (como muy tarde) y luego se cierra (en la mayoría de los casos, para siempre).
  • La parte más desalentadora de todas: El estudiante y sus padres (tanto como compradores de la educación y proveedores de talento)son aficionados en el negocio de reclutamiento de la universidad, mientras que los entrenadores universitarios y personal de ayuda financiera (buscadores de estudiantes y los proveedores de la educación) son profesionales con experiencia.

En este último punto, debemos de saber, que la educación superior es un gran negocio en Estados Unidos. Mucho dinero cambia de manos y maravillosos productos son ofrecidos. Por su alto valor y costo, la comparación en las compras y la realización cautelosa de decisiones son aspectos muy esenciales.

El proceso de reclutamiento es a puerta cerrada. ¿Qué hay del otro lado? Si no la abres, nunca lo sabrás. Pero el sólo abrir la puerta a menudo no es suficiente. El proceso de reclutamiento tiene varios giros y vueltas, como un laberinto, que puede ser muy difícil de navegar.

El secreto de dar al estudiante la mejor oportunidad de tener éxito en este proceso, es abrir tantas puertas como sea posible, mientras se le ofrece asesoría y consejos sobre cómo navegar en las complicaciones. Las mayor cantidad de puertas que un estudiante abra, será la mayor cantidad de oportunidades que él o ella tendrán de tener éxito a través de los mejores resultados. Esta estrategia ofrece más opciones y da como resultado que el estudiante asista a la escuela que desea y eventualmente da más poder de negociación para obtener la mejor oferta de ayuda financiera posible. No hay mejor manera de optimizar sus oportunidades. Esa es una ley, la ley de las probabilidades.

Esa es nuestra tarea, la exhibición expandida con orientación profesional y promoción, con el fin de dar al estudiante las mejores opciones posibles.

casos-de-exito